6 propiedades de las SEMILLAS DE LINO o Linaza

Las semillas de lino o también conocida como linaza, es la semilla de una hierba llamada Linum usitatissimum. Son semillas aplanadas y pequeñas, se conocen dos especies el lino marrón y el lino dorado o lino amarillo, ambos tienen un aporte nutricional y de componentes bioactivos muy parecidos.

Son consideradas como semillas milagrosas por la gran gama de beneficios que aportan a la salud. En este artículo conseguirás información relevante sobre las propiedades y los beneficios del consumo de estas poderosas semillas.

6 propiedades y beneficios de las semillas de lino

Su contenido de ácidos grasos esenciales y su fibra la han hecho posicionarse como un producto indispensable para los que quieren cuidar de su corazón. Además de ser un buen aliado para las personas que tienen problema de estreñimiento.

Debido a la fama adquirida por estas semillas, se han realizado una serie de investigaciones para comprobar sus propiedades y beneficios para la salud.

1. Poderoso anticancerígeno

Se ha encontrado en las semillas de lino y en su aceite, un componente bioactivo con función antioxidante que podría ayudar a combatir el cáncer. Se considera que los linoorbitiles disminuyen la proliferación de células malignas.

En el 2015 se publicó un estudio sobre la evaluación de la citotoxicidad de la linaza como posible tratamiento para el cáncer. En dicho estudio demostraron que los linoorbitiles eran citotoxicos con alta especificidad para erradicar células tumorales.

Otro componente de la semilla que parece apoyar el efecto anticancerígeno de la linaza son los lignanos. Las semillas de lino contienen entre 75 a 800 veces más lignanos que cualquier otro alimento. Dichos compuestos tienen actividad antioxidante y previenen la aparición del cáncer, según lo describe un artículo sobre el tema.

En una investigación realizada con mujeres posmenopáusicas que consumieron 10 gramos de linaza molida se observó cambios en el metabolismo de los estrógenos y reducción del riesgo de los tipos de cáncer propios de las mujeres.

2. Regula los valores de colesterol

Gracias a su aporte de omega 3 y omega 6 las semillas de lino han demostrado su papel para reducir los valores de colesterol. En un estudio sobre el potencial terapéutico de la semilla de lino en los casos de colesterol elevado se halló una reducción significativa del colesterol total, colesterol LDL y triglicéridos.

Otra investigación realizada con personas diabéticas suplementadas con 10 gramos de linaza en polvo, reflejó una disminución de los valores de colesterol, triglicéridos, colesterol LDL y apolipoproteína B con un incremento del colesterol HDL.

La fibra contenida en la semilla de lino disminuye los valores sanguíneos de colesterol y además aumenta la excreción de grasas por las heces. Se realizó un estudio con suplementación de 3 gr/día de linaza. Los resultados mostraron una reducción del colesterol total, del LDL y una mayor excreción de las grasas por las heces.

Una investigación de revisión de 28 estudios realizados desde 1990 hasta el 2008, coincidían en que la semilla de lino reduce los niveles de colesterol total y LDL en personas con perfiles lipídicos elevados en sangre. Considerándola un factor protector contra los riesgos metabólicos de las alteraciones de las grasas.

3. Protege la salud del corazón

Dentro de las patologías cardíacas, la hipertensión arterial ocupa los primeros puestos en diagnostico con consecuencias negativas para la salud. En el año 2014 se publicó un artículo sobre la eficacia de la linaza en el control de la presión arterial.

Se observó reducciones importantes en los valores de la presión arterial en pacientes con hipertensión que consumían linaza diariamente. Aunque desconocían exactamente el mecanismo antihipertensivo, consideraron la linaza como un complemento valioso para el manejo de la hipertensión.

Luego de un análisis de 11 estudios sobre el papel de la linaza en el control de la presión arterial. Se concluyó que la linaza reduce la presión arterial tanto diastólica como sistólica, especialmente la diastólica. Estos resultados se obtuvieron con el consumo de la semilla entera por un período de tiempo mayor a 3 meses.

Las diferentes asociaciones de cardiología recomiendan el consumo de Omega 3 para prevenir enfermedades cardiovasculares. Un artículo de revisión señaló que la linaza gracias a su ácido α-linolénico (ALA, ácido graso omega-3), lignanos y fibra es un potente cardioprotector.

4. Mejora la salud intestinal

La fibra dietética contenida en la semilla de lino es excelente para mejorar la salud intestinal. En el artículo de revisión sobre las propiedades de la linaza explica que uno de sus beneficios para la salud es el de mejorar el estreñimiento.

Allí se reseña que la fibra insoluble tiene gran capacidad para absorber agua aumentando el volumen fecal. Siendo positivo para los casos de estreñimiento, intestino irritable y la diverticulosis. Mientras que la fibra soluble lubrica el intestino protegiendo sus paredes del paso de las heces.

En el caso del aceite de linaza posee actividad laxante, así como de antidiarreico. En un estudio realizado en ratones se indagó sobre los mecanismos de acción del aceite que le permite tener la dualidad de ser laxante y a su vez antidiarreico.

Las conclusiones fueron que el aceite de linaza como laxante estimula los movimientos involuntarios del intestino grueso sin producir dolor evacuaciones involuntarias. Su papel antidiarreico se le atribuye a la capacidad de inhibir el exceso de contracciones musculares del colon que conllevan al a diarrea.

El síndrome de Intestino Irritable tiene dentro de sus síntomas la inflamación abdominal y temporadas de estreñimiento y otras de diarrea. En una investigación sobre el efecto de la semilla de lino sobre los síntomas del Síndrome de Intestino Irritable, se concluyó que dichas semillas pueden aliviar los síntomas de este síndrome.

5. Controla los valores de glicemia

Uno de los signos que caracteriza la diabetes son valores elevados de glucosa en sangre. Es por ello que muchas personas con diabetes deben tomar hipoglucemiantes. No obstante, la semilla de lino ayuda a reducir los valores de la glicemia y a mantenerla una vez que está normalizada.

Una herramienta útil para la educación de las personas con diabetes es el uso de las tablas de índice glicémicos de los alimentos. Con esta aprenden a seleccionar y combinar alimentos que no eleven desproporcionalmente sus valores de glicemia. En estudios exploratorios, se mostró que la adición de linaza a las preparaciones de los alimentos disminuye el índice glicémico de los mismos.

Otra investigación afirma que la fibra de linaza tiene un rol importante en el control de la glucosa en sangre. Señala que la fibra insoluble retrasa la absorción de los carbohidratos y, por lo tanto, se regula los niveles de glucosa en sangre.

La resistencia a la insulina provoca un aumento de los valores de glucosa en sangre. Las semillas de lino ayudan a mejorar la sensibilidad a la insulina, de esta forma se minimiza los riesgos de desarrollar diabetes tipo 2. Esta fue la conclusión aportada por un ensayo clínico publicado en el 2008.

El Síndrome de Ovario Poliquístico cursa con resistencia a la insulina y valores altos de glicemia. En un estudio realizado con mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico suplementadas con aceite de linaza mostró efectos positivos en el metabolismo de la insulina.

6. Ayuda a la pérdida de peso

Son varias las causales del sobrepeso, entre ellas la ingesta excesiva de alimentos por ansiedad o por no tener sensación de saciedad. Por otro lado, un desbalance de la hormona leptina producida por el tejido graso del organismo que impide el control del peso.

Para conocer los efectos de la semilla de lino sobre el control de la saciedad se realizó una investigación en dos grupos paralelos, uno se suplementó con linaza y el otro con placebo. Los resultados arrojaron que la suplementación con linaza en forma de bebida o tabletas lograba aumentar la sensación de saciedad y llenura por tiempo prolongado.

Con la misma temática, se realizó un estudio que analizaba si las comidas enriquecidas con linaza podían reducir el apetito. Los resultados reportados, señalaron que la mucina de la semilla de lino reducía la producción de grelina, hormona encargada de estimular el apetito.

El tipo de grasa en la dieta y la cantidad de calorías influye en la producción de leptina. El consumo de linaza aumenta la presencia de leptina en sangre y mejora el metabolismo de las grasas. Esto fue reflejado en un estudio sobre al ácido α linolénico y su relación con la producción de leptina.

Composición y características de la semilla de lino

Las semillas de lino son ricas en fibra y grasas saludables, específicamente el ácido α linolénico que es un precursor del omega 3, también aporta omega 6. Una ventaja a la hora de su consumo es que es versátil en la cocina, no posee sabor fuerte por lo que no modifica el del alimento con que puede ser mezclado.

El contenido de nutrientes y compuestos bioactivos de la semilla de lino depende de la calidad del suelo donde se encuentran las plantas, la genética y el procesamiento al que se pueda someter. En la siguiente tabla se muestra la composición nutricional reportada en una investigación del año 2015.

NutrientesCantidad por 100 g de linaza comestibleHumedad (g)6.5Proteína ( N × 6.25) (g)20.3Grasas (g)37.1Minerales (g)2.4Fibra bruta (g)4.8Fibra dietética total (g)24.5Carbohidratos (g)28.9Energía (kcal)530.0Potasio750.0Calcio (mg)170.0Fósforo (mg)370.0Hierro (mg)2.7Vitamina A (μg)30.0Vitamina E (mg)0.6Tiamina (B1) (mg)0.23Riboflavina (B2) (mg)0.07Niacina (mg)1.0Piridoxina (mg)0.61Ácido pantoténico0,57Biotina (μg)0.6Ácido fólico (μg)112

Efectos secundarios y contraindicaciones de la semilla de lino

Las semillas de lino se pueden catalogar como seguras y saludables para la gran mayoría de la población. No obstante, se debe tomar en cuenta las siguientes condiciones:

  • Dosis mayores a 6 gramos puede ocasionar fuertes malestares intestinales.
  • Casos de hipoglicemias no contralados: las personas que experimentan bajones bruscos de la glicemia o que se encuentran tomando medicamento para la diabetes al consumir la linaza pueden tener bajas peligrosas de su glicemia.
  • Valores de presión arterial bajos: al combinarse su consumo con fármacos hipotensores las personas pueden experimentar disminuciones considerables de sus valores de la presión.
  • Coagulación sanguínea: las personas con trastornos de sangrado o que ingieran medicamentos anticoagulantes, deben consultar con su médico tratando antes de consumir las semillas.
  • Sensibilidad a los estrógenos: los lignanos de la linaza puede simular a los estrógenos, por lo que pudiera ocasionar trastornos o disfunciones relacionadas con las funciones hormonales femeninas.
  • Cuidados en el embarazo y la lactancia: consumir con moderación y consultar con los especialistas antes de comenzar el consumo de linaza.

Cómo tomar la semilla de lino

Se recomienda consumir la semilla de lino activada. Esta activación se logra remojando por 4 horas la semilla en agua potable. Esto elimina el ácido fítico y mejora la absorción de sus nutrientes. Otra forma de activarlas es remojándola 15 minutos en agua tibia.

Si deseas tomar las semillas activadas debes asegurarte de tomar abundante agua para apoyar el trabajo de su fibra insoluble. Otra forma de tomarlas es en batidos en ayunas o como acompañantes del desayuno.

También puedes incorporar la linaza como otro ingrediente más en tus preparaciones de ensaladas, guisos, salsas, galletas o panes. Además de su presentación en semillas enteras o molidas las puedes conseguir en el formato de aceite comestible y en cápsulas.

Al momento de comprar la linaza o su aceite, debes chequear que los envases sean oscuros o por lo menos que no sean traslucidos, la luz natural puede acelerar el proceso de enranciamiento. Si seleccionas harina o la semilla molida revisa su fecha de caducidad y resguárdala a temperatura ambiente y en un sitio fresco.

Recursos bibliográficos del artículo

  1. NCBI PMC. Denis P. Okinyo-Owiti y col. Evaluating the cytotoxicity of flaxseed orbitides for potential cancer treatment. Toxicol Rep. 2015; 2: 1014–1018. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5598404/
  2. NCBI PMC. Priyanka Kajla y col. Flaxseed—a potential functional food source. J Food Sci Technol. 2015 Apr; 52(4): 1857–1871. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4375225/
  3. NCBI PubMed. McCann SE y col. Changes in 2-hydroxyestrone and 16alpha-hydroxyestrone metabolism with flaxseed consumption: modification by COMT and CYP1B1 genotype. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17301257
  4. NCBI PubMed. Saxena S y col. Evaluation of flaxseed formulation as a potential therapeutic agent in mitigation of dyslipidemia. Biomed J. 2014 Nov-Dec;37(6):386-90. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25163498
  5. NCBI PubMed. Mani UV y col. An open-label study on the effect of flax seed powder (Linum usitatissimum) supplementation in the management of diabetes mellitus. J Diet Suppl. 2011 Sep;8(3):257-65. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22432725
  6. NCBI PubMed. Kristensen M y col. Flaxseed dietary fibers lower cholesterol and increase fecal fat excretion, but magnitude of effect depend on food type. Nutr Metab (Lond). 2012 Feb 3;9:8 Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22305169
  7. NCBI PubMed. Pan A y col. Meta-analysis of the effects of flaxseed interventions on blood lipids. Am J Clin Nutr. 2009 Aug;90(2):288-97. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19515737
  8. NCBI PubMed. Caligiuri SP y col. Flaxseed for hypertension: implications for blood pressure regulation. Curr Hypertens Rep. 2014 Dec;16(12):499. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25342643
  9. NCBI PubMed. Khalesi S y col. Flaxseed consumption may reduce blood pressure: a systematic review and meta-analysis of controlled trials. J Nutr. 2015 Apr;145(4):758-65. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25740909
  10. NCBI PubMed. Goyal A y col. Flax and flaxseed oil: an ancient medicine & modern functional food. J Food Sci Technol. 2014 Sep;51(9):1633-53. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25190822
  11. NCBI PubMed. Bloedon LT y col. Flaxseed and cardiovascular risk factors: results from a double blind, randomized, controlled clinical trial. J Am Coll Nutr. 2008 Feb;27(1):65-74. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18460483/
  12. NCBI PubMed. Mirmasoumi G y col. The Effects of Flaxseed Oil Omega-3 Fatty Acids Supplementation on Metabolic Status of Patients with Polycystic Ovary Syndrome: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Trial. Exp Clin Endocrinol Diabetes. 2018 Apr;126(4):222-228. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29117618
  13. NCBI PubMed. Hanif Palla A y col. Dual effectiveness of Flaxseed in constipation and diarrhea: Possible mechanism. J Ethnopharmacol. 2015 Jul 1;169:60-8. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25889554
  14. NCBI PubMed. Cockerell KM y col. Effects of linseeds on the symptoms of irritable bowel syndrome: a pilot randomised controlled trial. J Hum Nutr Diet. 2012 Oct;25(5):435-43. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22690855
  15. NCBI PubMed. Ibrügger S y col. Flaxseed dietary fiber supplements for suppression of appetite and food intake. Appetite. 2012 Apr;58(2):490-5. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22245724
  16. NCBI PubMed. Kristensen M y col. Flaxseed dietary fibers suppress postprandial lipemia and appetite sensation in young men. Nutr Metab Cardiovasc Dis. 2013 Feb;23(2):136-43. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21802266
  17. NCBI PubMed. McCullough RS. The alpha linolenic acid content of flaxseed is associated with an induction of adipose leptin expression. Lipids. 2011 Nov;46(11):1043-52. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22031167

Deja un comentario